Desde el chocolate hasta la cerveza, en unos años estos alimentos podrían ser considerados un lujo…

Imagina un mundo sin las cosas que más te gusta comer. Sería una tortura.

Existen muchas investigaciones que revelan la posible extinción de ciertos alimentos que comemos día a día y la fundación Slow Food ha publicado una lista con algunos de los cuales podrían desaparecer en unos años.

Actualmente la población rebasa los 7 mil 300 millones de personas, cantidad que según la ONU, para el 2100 rebasará los 100 millones; de ser así,  la población tendrá un crecimiento descontrolado e insostenible, por lo que la alimentación será uno de los principales problemas.

Según las cifras actuales, existen productos que no llegarán a ser probadas por las generaciones del próximo siglo. Ante esta situación, países como China han anunciado recientemente su intención de clonar vacas similares al Kobe que permitirán, según aseguran desde el Gobierno, «matar menos y producir más».

De hecho, empresas europeas como Carrefour, Alcampo o Eroski, se comprometieran a no comercializar ciertos productos hasta que se regenerara la especie. Aquí una pequeña lista con 5 alimentos que están en peligro de desaparecer:

1. Chocolate

Un estudio del Centro Internacional de Agricultura Tropical publicado hace unos años aseguraba que en el año 2050 el chocolate podría convertirse en un lujo y de difícil accesibilidad debido al cambio climático.

Ghana y Costa de Marfil, países encargados de más de la mitad del cacao producido en todo el mundo, podrían verse abocados a una sequía extrema que les impediría cultivar esta planta.

Desde la fundación Bill y Melinda Gates han asegurado que, además, de la escasez y el cambio climático, uno de los problemas es el aumento de la demanda. En China, el consumo ha aumentado de 40 mil a 70 mil toneladas en sólo cuatro años, cifras que se repiten en países muy poblados como India.

chocolate

2. Miel

En los últimos años, varios estudios han reivindicado la necesidad de proteger a las abejas para evitar su desaparición. «Cuatro especies se han extinguido en Europa y la tendencia señala que se pueden producir situaciones similares en América del Norte y China», asegura la Universidad de Reading.

En Estados Unidos, la situación es crítica, ya que el pasado 2014 se anunció la destrucción de más del 50% de la cabaña apícola repartida por el país. ¿Cuáles son los responsables de esa crónica de una muerte anunciada? El cambio climático, la globalización o incluso el uso de pesticidas y monocultivos han provocado un descenso de la producción de miel que podría notarse de aquí a unos años.

Miel

3. Atún rojo

Desde hace casi una década, el atún rojo se considera uno de los principales pescados que se encuentran en peligro de extinción. El desarrollo descontrolado de las compañías pesqueras en el Mediterráneo ha provocado que esta especie escasee cada vez más en esas aguas.

Pese a la firme intención de la Unión Europea y de los estados miembros de limitar su explotación, la población de atún rojo en el mundo ha caído en más de un 50% por culpa de la pesca ilegal al margen de las recomendaciones de organizaciones como WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza).

Atún rojo

4. Arroz

En el año 2010, la revista Proceedings of National Academy of Sciencs (PNAS) puso encima de la mesa el problema a corto plazo para que los grandes cultivos del arroz no se vieran afectados por el aumento de las temperaturas y el efecto invernadero.

Estos dos grandes problemas han provocado en los últimos años un descenso de la producción de entre un 10 y un 20%, una situación que podría empeorar drásticamente en los diez o 20 años que se avecinan.

El arroz es uno de los alimentos básicos en nuestra dieta y en la de más de 3 mil personas, algo que ha llevado a los científicos a proponer soluciones como arroz transgénico o nuevos métodos agrícolas para cultivarlo.

Arroz

5. Cerveza

Tal vez esto sea lo que más le duela a ciertas personas pero sí, la cerveza también se enfrenta a un futuro un tanto incierto. Los evidentes problemas de agua a los que se enfrenta el mundo en las próximas décadas podrían complicar el cultivo del lúpulo, ingrediente especial para elaborar esta bebida alcohólica.

El lúpulo es una planta un tanto delicada, ya que necesita inviernos fríos y veranos cálidos, algo que es difícil de conseguir en muchas partes del mundo debido al cambio climático.  Un grupo de científicos se puso manos a la obra para encontrar alguna variedad resistente al calor y con nuevos métodos de riego.

Pero eso no es todo, también se verá afectada la cebada, así que las chelas se convertirán en un lujo

Cerveza

Y el pilón que nos duele: el vino 

Antes de que la gran mayoría de investigaciones climáticas arrojaran un posible calentamiento global, los vitivinicultores empezaron a notar una serie de cambios drásticos en el comportamiento de la uva. ¿Qué ocurría? Que solían madurar unas semanas antes de lo que estaba previsto.

Para evitar este comportamiento de la fruta, algunas regiones francesas como Champagne han desarrollado uvas más resistentes al calor o incluso su traslado a las zonas más frías. En otras zonas del país vecino como Burdeos, los productores ven un futuro negro a sus producciones.